¿Tener mascotas exóticas?

La historia que estás apunto de leer es real y le sucedió a mi vecina hace unos meses en la ciudad de Querétaro, México:

 Una calurosa tarde, ella estaba en su patio colgando la ropa que acababa de lavar, cuando se dio cuenta que había “algo” viéndola desde una de las paredes, entonces decidió acercarse un poco más y se dio cuenta que era algún tipo de reptil del tamaño de un ladrillo.

 Al verlo, mi vecina le gritó a la persona de la limpieza para que le ayudara a sacarlo, (por lo que me platicaron era una especie de lagartija pero con cuadros de colores en la espalda), cuando llegó la sirvienta se desató una verdadera guerra épica entre el hombre y la bestia.

 Primero le aventaron la piedra del “molcajete”, pero debido a su mal tino y a la velocidad del reptil no lo dañaron y solo hicieron que corriera y se escondiera en la casa del perro.

 Después fueron por insecticida y vaciaron toda la botella en el improvisado escondite de la “lagartijota” (aclaro que ese fue el nombre que le pusieron al extraño animal).

 El reptil salió muy mareado y la sirvienta pudo meterlo en una bolsa de basura con relativa facilidad y seguir las instrucciones de la dueña de la casa: tirarlo a la basura.

 Al mes de esta “gran aventura”, mi vecina fue con su familia a un centro comercial y al entrar a una tienda de mascotas, cual sería su sorpresa al ver un reptil igual al que había “vencido” días atrás, en una de las vitrinas del establecimiento.

Lo que siguió a continuación en realidad fue lo mejor de la historia, al preguntarle a uno de los empleados de la tienda cuanto costaba el “animalito”, le dijeron que su precio era de $15,000 pesos.

 No estuve en la tienda de mascotas en ese momento, pero imagino la cara que debió haber puesto al saber lo que hizo y sobre todo al saber el dinero que pudo haber ganado si hubiera conservado al “Exótico Animalito”

 Cuando me platicó esta historia, mi vecina recordó que detrás de su casa vivía un joven solo, que trabajaba todo el día y que tenía la costumbre de comprar mascotas muy “originales” y que probablemente a él se le escapó.

 Fue evidente que el dueño del reptil no consideró muchas cosas antes de comprarlo, y al final, su mascota exótica murió… por un crimen que no cometió.

 Es que están “de moda”

 No es fácil entender como un animalito puede estar de moda al igual que una prenda de vestir, la emoción de conseguir una mascota exótica a veces nos puede impedir ver los pros y los contras de tenerla y corremos el riesgo de que nuestro nuevo “amigo” termine como el reptil de la historia anterior.

 Pros de adquirir una mascota exótica:

 Cuando hablamos de una  “mascota exótica” nos referimos a un animal pequeño,  que no es un perro o un gato y que por lo tanto no nos va a exigir tanto tiempo o cuidados, básicamente esa es la principal ventaja de este tipo mascotas, no por nada han experimentado un crecimiento constante en los hogares en los últimos años.

 Vas a contar con una mascota muy original que probablemente te ayude a conseguir nuevos amigos o tal vez hasta una novia.

 Contras de adquirir una mascota exótica:

Debemos de investigar a detalle todos los pormenores relacionados con la mascota que deseamos llevar a casa, esas decisiones nunca deben tomarse a la ligera, algo importante por ejemplo es en donde van a vivir ya que requieren un hábitat lo más parecido posible al que tendrían en la naturaleza.

Los veterinarios indican que la mayoría de las enfermedades que presentan las mascotas exóticas están relacionadas al cambio de ambiente, por eso una simple pecera con piedritas no puede convertirse en el lugar idóneo para tu nueva mascota.

A continuación te compartiremos algunas consideraciones que debes tener antes de que tu nueva mascota llegue a casa.

   ¿La quiero porque me gusta, o solo porque la ví en una película o porque todos la tienen?

   ¿Busco una mascota para compañía, para tener mucho contacto con ella o solo para observarla?

   ¿Si mi mascota solo tiene actividad en la noche, estaré de acuerdo con no verla durante el día?

   ¿Tengo suficiente espacio en mi casa?

   ¿Mi familia y mis otras mascotas la aceptarán?

   ¿Estoy consciente que muchas mascotas exóticas viven muchos años? ¿Estoy listo para un compromiso tan largo?

   ¿Tengo la economía para brindarle el mejor cuidado posible?

Asuntos de alimentación, temperatura y hábitat

Necesitamos información específica al respecto, ya que como lo mencionamos, una mascota exótica no es como un perro o un gato, necesitas investigar en todos los medios posibles (Otros dueños, Páginas de Internet, foros, libros, etc.) ya que cada especie requiere de una alimentación, temperatura y hábitat específicas.

¿Dónde comprarla?

Siempre compren sus mascotas exóticas en lugares establecidos y que cuenten con todos los permisos y con toda la información.

Pueden ser tiendas de mascotas o criadores, nunca comprar en la calle.

Hay reportes por ejemplo de personas que venden iguanas “enanas” que en realidad son reptiles que llegan a medir hasta 2 metros de largo y que muchas veces se vuelven muy agresivos.

Gastos veterinarios

Es importante considerar que por lo general las mascotas exóticas resultan fáciles de mantener en cuanto al ambiente o en cuanto a sus alimentos pero que requieren una supervisión veterinaria constante y eso representa algunas veces un gasto considerable, insisto, no se trata de un perrito o un gatito.

Dicho lo anterior solo me resta decir que disfrutes, presumas, ames y cuides a tu nuevo amigo, demuéstrale a los demás que si se puede tener una mascota exótica, pero demuéstralo con hechos y no solo con palabras.

Fuente: expomascotas